Siempre has querido irte de vacaciones a esa hermosa ciudad, y por supuesto, para poder cumplir ese deseo lo primero que tienes que hacer es ahorrar.

Y claro ese es el paso más difícil, tal vez pienses que para lograrlo lo que tienes que hacer es prácticamente vivir como un indigente.

Entre tus gastos personales, compromisos familiares, deudas pendientes, y no muy jugoso sueldo, quizás sientas que ahorrar para un viaje es algo que no te puedes permitir.

Quizás sientes que es algo que tienes que posponer para cuando tengas un mejor trabajo, o termines la universidad y tengas menos gastos.

Y puede ser así… Pero qué tal si te digo que existen formas muy sencillas y prácticamente infalibles de empezar a ahorrar AHORA para ese viaje que no sale de tu cabeza

Con tu sueldo actual (debe ser así, ya que está comprobado que quienes no logran la disciplina de ahorrar con un pequeño ingreso tampoco lo hacen con un ingreso superior) y sin tener que limitarte al extremo de dejar de vivir hasta el día del viaje!

 

Te presento 8 formas increíblemente sencillas y efectivas de ahorrar para viajar:

1-No elimines tus deudas totalmente

Si, ya sé que suena muy difícil esta parte, pero a menos que tengas deudas  muy grandes, o a punto de afectar tu historial lo ideal es que no las elimines todas, para luego empezar a ahorrar.

Lo que hace la mayoría de la gente que practica esto, es adquirir nuevas deudas después y así caen en el círculo vicioso y siempre están esperando el momento ideal para empezar a ahorrar.

En lugar de esto lo que debes hacer es agrupar todas tus deudas en una sola, adquiriendo un préstamo, puede ser de un amigo o familiar para evitar pagar intereses, es lo más aconsejable.

En caso de que esto no sea posible evalúa las instituciones bancarias con menores intereses en tu cuidad.

Una vez obtenido el préstamo paga el dinero a todos los demás acreedores, y establece un monto mensual para pagar a quien te haya prestado el dinero.

Ahora ya no tendrías que pagar grandes cuotas a varias personas o empresas, este es el momento de establecer que cuota de tu sueldo destinarás mensualmente a tus ahorros.

Es muy importante que cumplas con este compromiso responsable mente.

2- No elimines gastos necesarios

Es común pensar que para lograr nuestras metas de ahorro debemos renunciar a muchos de nuestros gastos.

Y tal vez pienses que eso incluye aquellas cosas que son tan necesarias para ti, como tu servicio de teléfono o artículos en tu lista del supermercado.

¿Pero qué tal si te digo que en lugar de eliminar esos servicios que te facilitan la vida deberías empezar por eliminar los gastos hormiga?

Usualmente ahí radica el problema, todas esas ´cositas´que compras sin pensarlo ni un minuto, ya que no cuestan mucho.

Ese café de camino al trabajo, revistas, las pulseritas en el escaparate del súper… y tal vez digas, ¨esto no hace ninguna diferencia en mis gastos, es todo muy barato¨

Pues te recomiendo el siguiente ejercicio: Empieza a llevar tu comida y tu café al trabajo desde casa, y el dinero que habrías gastado en el día para los fines ahórralo en una alcancía.

Cada vez que tengas la tentación de comprar ese pequeño y barato accesorio en la tienda pon el dinero en un sobre, y al llegar a casa guárdalo también.

A final de mes cuenta el dinero que tienes y deposítalo en tu cuenta bancaria para tu viaje.

Puede que te llegues a sorprender de cuánto dinero se te estaba esfumando en esos diminutos e insignificantes gastos hormiga.

 

 3-reserva tus vacaciones a tiempo

                                                                             A tiempo en este caso significa ni demasiado tiempo antes, ni a último momento.

Ambas opciones pueden ser muy perjudiciales para tus bolsillos.

En cuanto al costo no existe prácticamente ninguna diferencia entre reservar dos meses antes y el mismo día de tu entrada.

Lo ideal para conseguir el mejor precio en alojamientos es reservar justamente un mes antes de tu entrada, según un estudio del portal Trivago.es.

En cuanto a vuelos se refiere siete semanas antes del viaje es el mejor momento para reservar.

Según el buscador de vuelos Skyscanner reservando en ese momento es posible tener un ahorro del 9,7% en los boletos aéreos.

4- Vende todo lo que NO NECESITAS

¿Cuando fue la última vez que hiciste una buena limpieza de closet?

El caso es que muchas veces incurrimos en comprar ropa y zapatos de más, muchos de ellos llevan meses guardados en tu closet, ¿cierto?

Y quizás solo los has usado una o dos veces, te encantan pues son piezas bonitas, pero quizás ya no sientes ni las más mínimas ganas de repetirlas.

Una buena forma de recuperar parte del dinero gastado es organizar un bazar e invitar a tus amistades, vender todos aquellos artículos que ya no usas a buen precio.

Eso sí, debes asegurarte que todo lo que vas a poner en venta esté en buenas condiciones.

Si es así lo más probable es que se venda como pan caliente, tendrás un closet más desahogado y de paso una cuenta de banco un poco más abultada para tu preciado viaje, con el dinero recaudado.

Si tienes muebles y artículos electrónicos que casi no usas aprovecha también y ponles precio.

Esta puede ser la oportunidad perfecta para deshacerte de esa mesita con la que siempre tropiezas y que ni siquiera recuerdas su utilidad, ahora te es muy útil, puede acercarte a Santorini o  a París.

 

5- Cancela el servicio que menos usas y proponte ahorrar esa cuota para algunas comidas en tu viaje

Quizás tienes una suscripción en el gimnasio, pero apenas tienes tiempo de ejercitarte 4 horas a la semana.

En este caso lo mejor sería cancelar esa suscripción y pagarte esa cantidad a ti mismo cada mes para tus gastos en comidas durante el viaje.

En lugar del gimnasio podrías ir a correr al parque, subir y bajar escaleras, o cualquier otra opción que te permita mantenerte en forma.

La idea de cancelar el gimnasio es solo un ejemplo, en tu caso tienes la misión de identificar cuál es ese servicio que utilizas poco y del que puedes fácilmente prescindir.

 

6- Redime las millas de tu tarjeta de crédito

Cada vez que realizas un consumo con tu tarjeta  de crédito generas millas o puntos que son acumulables.

Después de cierta cantidad de millas estas pueden ser canjeadas por diversos artículos, entre ellos boletos aéreos.

En el caso de que tu cantidad de millas no sea tan alta como para canjearla por un boleto, podrías optar por artículos que puedan serte útil y permitirte ahorrar durante el viaje.

Una opción podrían ser órdenes de compras, bien sea para utilizarlas en el mismo viaje (en el caso de que los comercios tengan sucursales en tu destino), o también para usarlas en tus compras actuales y ahorrar el dinero que habrías gastado en las mismas.

7- Conviértete en minimalista

Leí por ahí que viajar es lo único que compras que te hace más rico. Yo agregaría a la lista los buenos libros, cafés o cervezas con verdaderos amigos y la música que nos llega al alma.

Lo cierto es que en muchas ocasiones sentimos una necesidad irracional de tener objetos que no nos aportan ninguna felicidad duradera, sino más bien un placer efímero.

Ya realizada la compra la emoción se desvanece casi instantáneamente.

Te identificas con lo que acabo de decir?

No te preocupes, somos muchos los que incurrimos en esta práctica.

Una casa llena de muebles y objetos decorativos innecesarios muchas veces.

Tu apartamento puede lucir incluso mucho más bonito con unos pocos muebles y piezas de decoración bien seleccionados.

Tú puedes perfectamente realizar compras de ropa unas dos veces por año y estar muy bien vestido, siempre y cuando elijas piezas de buena calidad y acorde a tu estilo de vida.

Nada de comprar cosas para las que luego tengas que ´fabricar´ una ocasión para poder usarlas.

Para eliminar este pequeño problemita que tiende a interponerse entre nosotros y nuestros muy soñados viajes te recomiendo un ejercicio.

Cuando te pase por la mente comprar algo que no sea un artículo de primera necesidad, no lo hagas en el mismo momento.

Tómate tres días para racionalizar esa compra. Pregúntate que tanto necesitas el objeto realmente, y visualízate con el como si ya lo tuvieras.

Piensa en que gran diferencia haría en tu vida.

Si al cabo de tres días entiendes que verdaderamente el artículo es una necesidad procede con la compra.

De lo contrario la respuesta es no, en lugar de comprarlo págate el costo del producto a manera de multa por comprador compulsivo y deposítala en tu cuenta para el viaje.

Si, tal vez estés pensando que no mereces una multa o castigo si fuiste lo suficientemente fuerte como para resistir esa tentación.

Pero esta multa es una bendición disfrazada que te acerca más a tus muy merecidas vacaciones.

 

Empieza a tomar acción desde hoy

Todos los seres humanos tenemos sueños y metas, lo que nos distancia de ellos no suelen ser las dificultades del camino.

El gran problema es que nos pasamos la vida esperando el momento perfecto para empezar, y ese momento no existe.

El momento perfecto es ahora, pues la caminata de mil metros empieza con un solo paso, y nada te garantiza que mañana te sea más fácil que hoy para los fines.

Cada día trae su propio afán y sus propias complicaciones. Si empiezas a aplicar todas las recomendaciones que te di (TODAS, no las que te sean más fáciles) te garantizo que en unos meses estarás a la puerta de realizar ese viaje con el que tanto has soñado.

Si de lo contrario sigues esperando EL MOMENTO, es decir cuando te gradúes, cuando crezca tu hijo, cuando tengas un mejor empleo etc. es probable que te pases la vida posponiendo la felicidad y ni cuenta te des.

Empieza ahora con pequeños pasos, puedes ir adaptando este plan paulatinamente hasta que te sea más llevadero.

Y dentro de unos meses ese sueño lejano que ahora mismo tienes será una realidad y sonreirás en tu destino soñado tomando el sol en la playa con mojito en mano.

Salud!

                                                                      

Si quieres tener acceso a más información acerca de viajes, costos, destinos y otros temas relacionados únete a nuestra comunidad en Facebook donde otros viajeros podrán asesorarte y también puedes compartir lo que sabes en torno al tema. Encuéntranos ingresando el siguiente enlace en Facebook:

 https://www.facebook.com/groups/1555343771227982/?source_id=1914031438915186

Si te ha gustado síguenos y comparte:

6 commentarios

Miguel · 28 diciembre, 2018 a las 12:23 pm

Me encantó este artículo!!

    admin · 10 enero, 2019 a las 6:55 pm

    Gracias por el feedback Miguel, y por leerme.

Marcela · 11 marzo, 2019 a las 9:25 pm

Me has dado el empujón y que necesitaba. No esperaré más y manos a la obra a ahorrar y planificar ese viaje ansiado desde la adolescencia.

    admin · 16 marzo, 2019 a las 9:30 pm

    Así debe ser Marcela. El mejor momento ppara empezar es ya mismo, con planificación y disciplina sé que pronto lo lograrás. Espero que lo disfrutes al máximo!

dIANA · 24 marzo, 2019 a las 11:26 pm

GRACIAS DEVERAS Q ES MUY UTIL TU ARTICULO A VECES COMPRAMOS POR IMPULSO Y LLEGAMOS A CAS GUARDAMO LO COMPRADO Y NO LOMIRAMOS MAS HASTA Q NOS ACORDAMOS GRACIAS TENDRAS NOTICIAS DE MI DESPUES Q APLIQUE TU FORMAS . GRACIAS.

    admin · 25 marzo, 2019 a las 10:17 pm

    Así es Diana, muchas gracias a ti por tomarte el tiempo de leerme. Muchas veces se trata de comprar menos cosas e invertir en experiencias que nos llenen el alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Facebook
Twitter